Cautivados por los frutos del mar

La pasión se desborda entre deliciosos sabores y aromas.

Atardece y llegas a una de las regiones más hermosas de España, Murcia. Mientras vas escuchando buena música puedes apreciar el mar y de inmediato te sientes cautivado por las luces de la ciudad de Cartagena. No ves el momento de llegar y comenzar a disfrutar de los placeres que te han contado que puedes tener en ella.

Al entrar a la ciudad deliciosos aromas te cautivan, y seguido por tu buen olfato sabes que vas directo a deleitarte con un primer encuentro con la gastronomía de Cartagena. La fusión de las culturas fenicias, romanas y árabes han dejado como legado un kaleidoscopio de sabores, pocos lugares en el mundo pueden presumir de  su variedad en los sabores y las especias propias de su comida tradicional.

asiatico

Al caer la tarde los aromas te conducen primero a la calle mayor, un asiático, la bebida de café más auténtica de Cartagena, te da la bienvenida. Servidos en copas diseñadas especialmente para ello, una mezcla de café con leche condensada, brandy y licor 43, que se enriquece con los secretos de cada maestro que lo prepara. Sentarse en una terraza para tomarse uno es una experiencia que en verdad no tiene precio.

La gastronomía de cartagenera ofrece a los comensales una de las mesas más ricas del país y una de las maneras de apreciar sus exquisitos platos comienza por ir al puerto,  la variedad es impresionante en cantidad, calidad y sabor, del mar al plato, puedes escoger entre doradas, meros, boquerones, dentones, mújoles, almejas, langostinos, gambas, el tiempo que estés en la ciudad no te alcanzará para probar todo y las diferentes recetas elevan aún más el reto.

Por un lado están las especies marinas y por el otro, huertas que producen especies ideales para hacer verdaderas exquisiteces. Los chefs tienen todo fresco y a la mano, con una variedad de insumos que cualquiera envidiaría en el resto del mundo.

De las recetas más antiguas encontramos los salazones, no dejes de pedirlos, es pescado al que se le cubre con sal para mantenerlo y es una forma muy antigua de preservación. Puedes conseguirlos en bares de la ciudad y generalmente se hacen acompañar de guisantes frescos o de tomates.

El caldero es otra tradición culinaria, es un tipo de arroz que se preparaba antiguamente en la playa, en una hoguera, se sofríen los ingredientes parte por parte, se le agrega un toque de cariño y se va removiendo el arroz hasta que alcance su punto ideal. Se presenta en una taza de barro con el pescado de un lado y el arroz del otro, un toque de alioli y listo a darse un buen banquete.

Otro de los platos tradicionales de Cartagena son Los Michirones, una magnífica combinación de un preparado que se hace con guiso de chorizo, tocino, jamón, guindillas y patatas, todo de cosecha local. Es muy recomendable tener a la mano un vino de la tierra a baja temperatura porque este plato se las trae, se estila servir bien picante. Las alubias se presentan como tapas y se comen con palillos, se cocinan secas a diferencia de otros lugares de la región en donde se hacen frescas.

michirones

La pasión aumenta

El pulpo a la cartagenera es otra delicia, pulpo pequeño que se prepara en planchas que los bares colocan en las calles, su aroma es hipnótico, sin duda una estupenda manera de captar clientes para el negocio, es seguro que caerás en la tentación. Y te digo que valdrá por mucho la pena.

Y para cerrar con broche de oro, un delicioso postre, unos rollitos de San Antón. Al santo le ponen estos postrecitos como ofrenda, mientras el santo mira a un lado, como haciéndose el desentendido, adivine por qué, pues dice la tradición que quien le robe un rollo a San Antón,  novios tendrá por montón.

Hay muchos restaurantes de gran calidad en los que puedes conseguir comida gourmet, así que tendrás mucho para escoger y puedes perfectamente combinar entre lo tradicional y lo más refinado.

Feliz viaje…