LA GUERRA CIVIL ESPAÑOLA

El 17 de julio de 1936 estalla la sublevación en Melilla, y al día siguiente, Franco, desde Canarias, dará comienzo a la Guerra Civil Española.
Los acontecimientos de más relevancia ocurridos en Cartagena en ese periodo son:
La marinería, que es republicana, reduce a los oficiales y los obreros toman el Arsenal.
El 3 de septiembre las columnas de Mola entran en San Sebastián y los republicanos, en previsión de una conquista de Madrid por Franco, deciden trasladar el oro del Banco de España a Cartagena, donde permanece en uno de los polvorines de la Algameca. El 25 de octubre el “oro de la República” parte en cuatro barcos rumbo a Odessa (Rusia).
Desfile de milicianas en un entierro a principios de la guerra.
Desfile de las tropas republicanas por la calle del Duque.
La iglesia de San Diego albergó el cuartel general de Milicias.
Pelotón en el que se ve claramente al tirador, el soldado recargador y tres compañeros en funciones de protección de la ametralladora. El arma es una Hotchkiss modelo 1914 de 7×57 mm.
Arriba: Marinería en el Jaime I haciendo el saludo oficial. Detrás un cañón Vickers de 47/50 mm.

El 28 de octubre Cartagena es bombardeada durante 2 horas y media. Su condición como sede operativa de la Flota republicana, lugar de desembarco de material de guerra y avituallamiento para la defensa de Madrid y segundo centro de la industria de guerra, la transformó en uno de los objetivos preferentes de la aviación.

La población se organizó y construyó una serie de refugios antiaéreos. Éste de la calle Gisbert, excavado en la ladera del cerro, fue uno de los más grandes de la ciudad y podía albergar a unas 5.500 personas.

El 25 de noviembre de 1936 la Legión Cóndor alemana, formada por 32 aviones con 1.500 kilos de bombas cada uno hostigan la ciudad durante 4 horas. Sus efectos fueron tan destructivos, que muchos cartageneros abandonaron la ciudad, recordando los horrores de esa tarde hasta el día de hoy. Arriba una imagen de ese día en la Plaza de Risueño, frente al Cine Central.
Imagen de un destructor de la clase Churruca (1º serie) con la proa destrozada.
El 17 de junio de 1937 explota en Cartagena el acorazado Jaime I, causando 300 muertos y 200 heridos.
La antigua catedral es destruida por los bombardeos diarios de la ciudad. El número estimado de víctimas directas es de 1.304. Esta es una imagen anterior a la guerra.El 7 de marzo de 1939 un disparo desde la batería de La Parajola hunde el navío nacionalista Castillo de Olite.
El 30 de marzo la IV de Navarra, con el general Camilo Alonso Vega desfila por la ciudad y el 1 de abril se da por finalizada la guerra. Cartagena es la última ciudad republicana en rendirse al ejército de Franco. La dura represión posterior supone la forzada emigración de los más comprometidos y 176 fusilamientos entre 1939 y 1945.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *